July 17, 2017

May 22, 2017

Please reload

Recientes
Destacados

El gran regalo del silencio

March 5, 2018

 

¿Para qué hablamos? para comunicarnos pensareis. Entonces ¿Cuánto comunicamos cuando hablamos? La mayoría de las veces poco, nada o incluso el mensaje equivocado. Entonces ¿Para qué seguimos hablando? pues porque nos sentimos totalmente apegados a las palabras.

Al igual que hacemos con nuestra casa, con nuestros pequeños tesoros, con nuestros hijos o amigos nos apegamos a las palabras y nos resistimos a dejarlas ir.

 

El apego nos ofrece seguridad, nos ofrece una falsa sensación de control. Pensamos que mediante las palabras podemos contar la historia que queremos. Sin embargo , nada más lejos de la realidad, nos delata toda esa comunicación no verbal que nos acompaña.

 

Del mismo modo, cuando callamos las palabras se agolpan en nuestra cabeza y se resisten a dejarnos ir. Dejamos de hablar en voz alta para continuar haciéndolo de manera ininterrumpida en voz baja.

 

Somos esclavos de nuestras palabras, y no nos damos cuenta de hasta que punto eso es cierto.

 

Por eso debemos aprender a dejarlas ir, a desapegarnos de ellas y comenzar a conectarnos con el silencio. Un silencio que nos permite comunicar de manera efectiva y eficiente, un silencio que llena espacios y nos acompaña. 

 

El silencio nos permite conectarnos a nosotros mismos, nos da la oportunidad de escucharnos y de escuchar desde otro lugar.

Así acompañamos en la mejor compañía, la que se lleva a cabo desde el silencio, desde el sentimiento, desde la presencia. Esa compañía que nos abraza y nos hace sentir aceptados.

 

Se nos ha inculcado la idea de que una pareja que no tiene nada que contarse esta acabada, y me gustaría hacer una reflexión, una pareja que tiene mucho que contarse no necesita las palabras, cuando las palabras están vacías detrás de ellas también existe la nada aunque no sea tan perceptible.

 

Por ello, aprendamos a comunicarnos, con nosotros y con los que nos rodean, en silencio.  Aprendamos a entregar nuestro regalo más preciado nuestra presencia.

 

A mi me gusta cuando callas y cuando te siento presente
y oyes mi silencio y sabes que más allá de él no hay nada.

Share on Facebook
Please reload

Siguenos
Busqueda
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • LinkedIn Social Icon